Seleccionar página

Prólogo

La magia con monedas es una de las más bonitas y gratificantes de las especialidades de la magia.

El problema de la magia con monedas es que la curva de aprendizaje es mucho más abrupta que en otras ramas de nuestro arte.

Conozco muy bien esto por experiencia propia, tras pasar cientos de horas explicando y resolviendo problemas técnicos y de presentación a mis alumnos.

He destilado esta cantidad ingente de horas y las he condensado en el libro que tienes en tus manos.

Lo he escrito con la pasión de un adolescente a su amor ¡y eso que el mío por la magia dura ya cinco décadas!

Espero que lo disfrutes y, sobre todo, que te diviertas aprendiendo las técnicas y los juegos.

Armando de Miguel.  (Madrid, agosto de 2015)

Qué aprenderás y qué necesitas

Este libro contiene los fundamentos de la magia con monedas.

Cuando lo domines, tendrás los conocimientos suficientes para poder realizar, aproximadamente, el 70% de los juegos que existen de magia con monedas.

Más específicamente, en él encontrarás toda la técnica básica y bastante técnica medio-avanzada de magia con monedas sin trucar. En los juegos descritos tampoco se usan monedas trucadas, por lo que el material necesario es sencillo: unas cuantas monedas.

Ahora bien, aunque se puede usar cualquier tipo de monedas, para aprender la técnica yo te aconsejo que no uses euros, a no ser que sean las únicas monedas que puedas conseguir. Por otro lado, quiero que sepas que hay juegos, no obstante, que impactan más si se usan monedas normales y corrientes, en nuestro caso, euros.

Los magos, normalmente, usamos monedas plateadas de medio dólar y, para que contrasten con ellas en los casos en que sea necesario, antiguos peniques ingleses de cobre.

Un buen set para empezar sería de 10 monedas de medio dólar y dos monedas, de las antiguas, de un penique de cobre.

La manera más fácil de conseguir este material es que lo adquieras en una tienda de magia.

Las monedas de medio dólar, no solo tienen un buen tamaño y una buena visibilidad, sino que además, tienen facetados y en relieve los cantos, lo que hace que sea más fácil empalmarlas. Esta peculiaridad te ayudará, sobre todo, cuando abordes el empalme clásico.

Para los capítulos de magia con cajitas de monedas, obviamente, necesitarás conseguir las cajitas descritas en dichos capítulos. Las encontrarás, sin dificultad, en tu tienda de magia favorita. Pero no son necesarias, a menos que quieras hacer juegos con ellas.

Cómo leer este libro para que te resulte útil

Tienes que afrontarlo desde el principio: la curva de aprendizaje de la magia con monedas es abrupta. Las técnicas básicas, tanto los empalmes como los falsos depósitos, requerirán dedicación, tiempo y paciencia de tu parte.

Tras darle muchas vueltas, he decidido que el enfoque de este libro sea distinto al tradicional de explicar una técnica y luego varios juegos que empleen dicha técnica.

Creo que este nuevo método tiene ventajas y que te facilitará enormemente el aprendizaje.

El libro está dividido en dos partes: una con las técnicas y la otra con los juegos. Ambas partes son independientes y progresivas. Cada uno de los capítulos de ambas partes tienen, las técnicas o los juegos más fáciles, al principio que al final.

El método que yo te aconsejo para sacarle el máximo partido a este libro es que simultanees ambas partes. Me explico: en la primera parte, comenzamos con técnicas básicas ―los empalmes básicos―, que te van a llevar cierto tiempo hasta que los domines y puedas hacerlos con naturalidad. Y son como las vocales: hay que sabérselas sí o sí.

Mientras vas practicando estas técnicas, puedes saltar a los juegos de la segunda parte, porque, tanto los juegos del primer como del segundo capítulo, o no usan técnica, o usan técnicas específicas muy sencillas.

Esto te permitirá tener qué morder, te permitirá practicar las presentaciones y te dará cierta confianza a la hora de trabajar con monedas.

Con respecto a la primera parte, he agrupado los capítulos por técnicas. Creo que a la larga te será más útil para consultarlas o para ir aprendiendo otras nuevas e ir enriqueciendo de esta manera tu repertorio técnico, poco a poco, a tu ritmo.

Por tanto, mi consejo es que, en primer lugar, le dediques tiempo y esfuerzo al primer capítulo de la primera parte. Una vez dominado el primer capítulo, los empalmes básicos, yo iría saltando de capítulos e iría aprendiendo las primeras técnicas de cada capítulo. Están descritas, en general, por dificultad progresiva, aunque, en algún caso excepcional, por su utilidad.

Por ejemplo, si necesito aprender un cambio para utilizarlo en un juego, siempre será más fácil aprender el primero del capítulo ―el cambio de Bobo― que el último ―el Jumping shuttle pass―.

Esta es la manera en que yo creo que podrás sacarle el mayor partido a este libro, pero, por otro lado, si ya tienes conocimientos, un cierto bagaje en el tema, o si te gusta aprender «a tu bola», siéntete libre de explorar, elegir y crear tu propio modelo de aprendizaje. Creo que la estructura de este libro te lo permite.

Lo importante es que aprendas y que disfrutes aprendiendo.

Al lío…